miércoles, 7 de octubre de 2009


Movimiento bipolar. Del filo de la cuchilla al filo del pétalo de flor. Aprieto fuerte los dientes. Las cosas se suceden sin quererlo. Me acabo de ver por la televisión y no me reconocía. Pero esto sigue. Y ahora Mogwai suena muy fuerte y mis dedos dudan ante cada tecla. Escribo para los que nunca me leerán pero para ser leída. Ellos, mis progenitores, jamás sabrán lo que fui sino a base de esto, de todo lo público. Y aún así como nunca llegarán, nunca lo sabrán. Me tuvieron entre los brazos, me tuvieron rondando entre las piernas y entre las habitaciones vacías, pero nunca me tuvieron realmente. Ni yo a ellos, pese a tenerlos entres mis gotas de sangre, entre mis genes. Y eso me subleva, y eso hace que se me nuble la vista. Y me vuelve el desamparo, como cuando era pequeña e iba con mis notas inmejorables, sin quererlo, esperando una mirada de orgullo, o al menos, una mirada. Pero no había nada.

Sigo ahí como esperando reconocerme en algo que no es, ni será, algo que yo misma debería sublimar. Pero algo brilla como de lejos. Como un pequeño brillante cubierto entre la falsa arena. Sí, creo, creo que es el giro que se aviene, que se esperaba. Pero me puede el ensueño del etilismo, y por eso escribo y pongo la música muy fuerte en mis oídos, para creerme todo esto y para escribir de manera automática y sin sentido, como siempre hago. Pero de algo me sirve, aunque nadie lo lea. Como esperando creerme a mi misma.


Foto: Mario Gómez





jueves, 1 de octubre de 2009

Antesala


Ya se oye el rechinar
del gigante de los huesos de óxido.
A paso lento y pesado
acompasado y pausado.

No le temo, no
Pero es una espera sin atmósfera
como hecha de nudos
y de rieles retorcidos.

Ya se oye el crujido seco
de aquello que ya no es
pero que fue en algún momento.

Y las horas se han desplazado de sitio
Y los días se descuelgan del almanaque.

Las baldosas tiemblan
Los cristales estallan hacia si mismos.

Con el estómago dado vuelta
y lleno de ácido.
Pero ni el ácido puede desvanecer
todo lo inefable.

En la antesala de espera
Espera de lucha
o de rendición.


Foto prestada de: http://www.flickr.com/photos/jaquemate/369368298/