jueves, 25 de junio de 2015

Algún día te despiertas



Deconstruirlo todo. Todo ha valido la pena hasta ahora, pero ya no sirve. No de esta manera. Empezar de nuevo con todo ya hecho. Y todo por hacer. Ahí vamos, ahí estamos. Poner otra primera piedra, sobre todo aquello construido. Construido a trompicones y torpemente. Pero, de alguna manera, firme. Al fin y al cabo, es todo lo que soy, es todo lo que estoy siendo; es lo que me mantiene en pie. Sí, sé que me repito en espirales. En el fondo nada cambia tanto. Quizás sea el matiz. Quizás, quizás, quizás... Lo tienes todo bien amarrado, pero algo se pierde. Algo que aún no puedes definir, que no puedes acotar, algo que se escapa. Casi estaba ahí, entre los dedos, entre los huecos. Algún día te despiertas...
... y quieres hacer el amor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario